Viajes que a veces suelen ser moviditos

Ya hay quien se ha ido de vacaciones, yo sin ir más lejos, aunque puedo decir que este año las vacaciones han sido algo agridulces. Cuando las cosas se hacen deprisa sin miramientos y a lo loco suele pasar que te puedes encontrar con algunos momentos desagradables que es justo lo que nos ha pasado a nosotros. En principio no nos íbamos de vacaciones el presupuesto no daba para ello y no nos habíamos planteado ni tan siquiera el irnos, pero cuando tu mujer tiene una amiga con una casa en la playa y te llama diciéndote que te incita una semana que la casa está vacía y la puedes ocupar yo creo que solo piensas en el descanso y en desconectar de la presión de cada día. Así que como fue de golpe y porrazo y nos debíamos ir enseguida nos pusimos a paso exprés a prepararlo todo, la verdad es que parecía más una mudanza que unas vacaciones, la casa en remonta mi mujer sin saber qué cosas meter, y ante la duda guardándolo todo, maletones que no sabíamos dónde los íbamos a meter ¿en serio se necesita tanto para una semana?

Pues parece ser que sí porque nosotros parecía que nos íbamos para siempre, tan solo nos faltaba el camión de la mudanza. Valencia suele ser un sitio de la costa que suele ser visitado por mucha gente y hacia allí íbamos, comentando lo que te puede cambiar la vida en un rato, con una simple llamada telefónica, de no tener vacaciones a irnos una semana, al final comer debes hacerlo de igual modo en tu casa lo que más te cuesta en hospedarte. Llegamos como alma que lleva el diablo, la gente pensaba incluso que éramos incluso vecinos nuevos, y la verdad que sí pero solo para una semana, mientras mi mujer y los niños deshacían todas las maletas que habíamos traído, yo aproveché para ir a visitar algún autodesguace valencia me habían dicho que no se me ocurriera venirme sin echar por allí un vistazo, así que fue lo primero que hice.

La verdad es que no fue una visita en balde ya que conseguí, así como quien no quiere la cosa una buena ganga llevarme a casa cuatro ruedas baratas puestas ya en el coche, puedo decir que por el momento la suerte está de nuestro lado, veremos a ver cuánto nos dura.